Vacío Falacia y Contradicción

“Yo creía tontamente que es menester decir la verdad acerca de lo que se elogia, pero por lo visto no es así, y lo que os ha importado es acumular alabanzas hiperbólicas, atribuyendo al amor lo más grande y bello que se pueda encontrar, sin preocuparse de si es verdad”.  Dijo Sócrates a Agatón, durante un banquete, haciéndole notar que sus disertaciones sobre el amor eran vacías, falaces y contradictorias.

Pero desde Sócrates hasta hoy las ideas sobre el amor han sido siempre vacías, falaces y contradictorias. Porqué nos seguimos engañando? El amor es vacío, falaz y contradictorio. Y espero no ser vacía, falaz y contradictoria al tratar de descifrar uno de los misterios más antiguos de nuestra pobre humanidad estúpida y cruel.

El amor es vacío. Físicamente hablando es vacío. Quiero decir, es ausencia de materia, es el no-ser de algo, lo carente de realidad, sin entidad, lo que no es, lo insustancial, lo deshabitado, lo que nunca existió, el vacío es la forma y la forma es el vacío, por tanto todo es vacío, todo aquello que tiene una forma finalmente es vacío. Pero no piensen el vacío como una cosa negativa, el vacío es parte esencial de la física del universo, y de la mente humana. A diferencia de la nada, que es algo que sencillamente no existe, el vacío es la ausencia de algo que sabemos que debería existir. La nada no nos preocupa porque sencillamente es nada, no nos cabe en el pensamiento, no podemos imaginarla, no podemos dimensionarla, no tiene forma. En cambio, el vacío nos da una esperanza, la palabra “vacío” evoca a algo que podría llenarse aunque no se llene nunca, que si bien ahora no es, un día podría ser, lo deshabitado que podría habitarse. El vacío puede explicarse, porque existe, está ahí, se puede sentir aunque carezca de sustancia, e incluso de realidad.

Entonces acordamos que el amor es vacío, cierto? Carece de realidad, de sustancia, no es un ser, ni una entidad; pero es una forma carente de materia, y al igual que la palabra, “amor” y “vacío”, evocan a algo que no está pero que tiene la posibilidad de estar, algo que no existe pero que podría existir. Ambas palabras sugieren esperanza. Y ya sabemos lo que la esperanza hace en nuestras vidas, sencillamente nos permite vivir detrás de algo que seguramente nunca llegará. O depronto sí, pero no comprenderemos, y seguiremos con la “esperanza” de comprender.

Basta de trabalenguas, y sigamos con el siguiente término: Falacia. El “Dios de la verdad cybernética” (wikipedia) dice que una Falacia o Sofisma, es un patrón de pensamiento malo que aparenta ser bueno. PERO, un razonamiento falaz no necesariamente debe terminar en un razonamiento falso, así como un razonamiento bueno no necesariamente es real. Es un pensamiento lógico, pero engañoso y persuasivo. Dejémonos de tantas mentiras, el amor no es el sueño de hadas que todos quieren pintar. Es una enfermedad abominable, nos hace sufrir, nos maltrata, nos hace y nos deshace, es la locura, es una mentira. Creemos que el ser amado es perfecto y es el salvador, sólo porque nos provoca descargas de endorfinas cada vez que le vemos, o incluso según Platón, el amor puede llegar a ser tan mentiroso, que amamos más a una persona ausente (amor platónico). El amor es un autoengaño y biológicamente, nos gusta este engaño, es persuasivo, nos convence a tal punto de llegar a ser real. Es un engaño útil, pues como dije anteriormente nos mueve, nos da esperanza, y energía – como el vacío que es -.

Ahora, de seguro todos ustedes (como si existieran) han sufrido de mal de amores en más de una ocasión. Como tarea les dejo estudiar cada uno de los casos de sofisma, y compararlo con una tragedia amorosa. Divertido, no? Una forma más de comprobar que el amor es una falacia. Y seguimos con el último, pero no por eso menos importante concepto: contradicción.

Una contradicción requiere de dos partes: una verdadera, y una negación de la misma parte verdadera. O, en palabras más sencillas, nadie puede creer en algo y creer en su negación al mismo tiempo. Aristóteles lo dice mejor que yo: Nada puede ser y no ser al mismo tiempo y en el mismo sentido. Pero para los fines de este ensayo me voy a inclinar hacia la definición de los soviéticos de contradicción, quienes en su diccionario de 1965 afirman que expresa en dialéctica la fuente interna de todo movimiento, la raíz de la vitalidad, el principio del desarrollo. Recordemos que la dialéctica no es más que la teoría de lo contrapuesto, del conflicto entre ideas.  Y siguen: es  precisamente el reconocimiento de la contradiccón en las cosas y en los fenómenos del mundo objetivo lo que distingue la dialéctica de la metafísica.

Y yo agregaría:  es precisamente la forma del vacío, lo que nos da la sensación de querer llenarlo, pero al tiempo es la forma y el vacío una sola unidad. El amor ha sido, es y será un argumento y un razonamiento mal formado, pero siendo una falacia, parece correcto y se vuelve real. Y finalmente, quisiera reconocer la contradicción que significa cada pareja: dos enunciados, uno la negación del otro, el ser y el no ser al mismo tiempo: el caos, el amor.

Anuncios

Una respuesta a “Vacío Falacia y Contradicción

  1. Pingback: Datos y relatos de Cambiemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s