Archivo de la etiqueta: latinoamerica

Aquí no se ha escrito nada

Nunca pienso en los lugares donde estaré, sino en las fotos que tomaré.

Siempre me olvido de comprar un cuaderno de notas.

Es en los márgenes donde habita la furia caliente.

Cuando mi mirada se pierde en algún momento, es que estoy mirándome como quien mira una escena de una película.

Esta ciudad es tan alta, que las nubes vuelan entre sus edificios.

Mi rostro es bastante asimétrico, como mi personalidad.

La mujer blanco-burguesa estigmatizó a las hembras del planeta. Así somos menos peligrosas para el sistema.

“La paz no es el fín, la paz es el camino” dice el dicho, pero la paz sí es el fín y la psicodelia el camino!

“¿El progreso significa la muerte, don Hernández?”, pregunto yo. Y él, cuando el último tren arranca, dice: “No. No significa nada”.   -Tierras de Frontera

Recientemente encontré una página web llamada “El cyberpastor”.

El futuro es, al menos para mí, bastante claro… nada, por más trágico, bonito, loco que sea, podría sorprenderme.  (Pensarlo me eriza la piel)

“El amor es como una paloma, llega, te caga y se va” – Del Facebook de alguien.

Creo en la construcción del saber a partir del deseo y el instinto… así sea improbable.

Esperanza? América Latina. Sin duda.

Ser mujer es un asunto tan complicado y oscuro que a veces me asusta.

El bar donde trabajo se llama Dirty Sanchez.

A la hora del sexo normalmente él se desviste, yo en cambio, me desnudo.

Para el calor: Agüita ‘e coco bien helada.

Generalmente me siento vieja, como una mujer de 80 años. Física, emocional y animalmente.

Hace poco conocí a un filósofo, uno de verdad. La filosofía tiene una larga barba blanca.

Mi piel aguanta cualquier clima.

La frase: “Si me hablás de Dios, me hablás de Maradona o de Cerati”                                                   -Walter (Argentina).

Las certezas las tengo, sólo me falta un incierto en el cual creer.

Ella usó mi cabeza como un revólver

Enorme Turbulencia Sistémica

El congreso de la potencia que creó y que mueve la economía global acaba de aumentar el techo de su deuda, recortando prestaciones y programas sociales. Su modelo neoliberal sin duda está carcomiento las propias bases de su sistema económico, pero además las bases de ese sueño que fue en su momento el ideal de vida libre y feliz que el mundo debía y quiso adoptar. Todo empieza a desmoronarse ante nuestros ojos y la incertidumbre permea cada espacio de nuestras sociedades. Pero con quién está endeudado los Estados Unidos de América? Ya hablaremos de esto.

Debemos ser concientes de que “la unión” es hoy uno de los países con mayor desigualdad en la distribución de la riqueza, que ha dejado a más de 130 millones de estadounidenses sin derecho a una salud y educación gratuita. Que esos 130 millones de personas en los últimos años han visto como sus sueldos se han ido devaluando, mientras que un pequeño porcentaje de la población alrededor de unas 30 mil personas han logrado incrementar hasta en un 300% sus ingresos. Cómo es posible?

Traigo palabras del latino emblema de la lucha por la igualdad: ” Vivimos en un mundo que está profunda y antagónicamente dividido en agrupaciones de naciones (Hoy en día, multinacionales) que representan tendencias económicas, sociales y políticas muy disímiles… Los distintos países capitalistas desarrollados luchan incesantemente entre sí por el reparto del mundo y la posesión estable de mercados, que les permita un desarrollo amplio, basado desgraciadamente, en el hambre y la explotación del mundo dependiente” Ché Guevara, Ginebra 25 de Marzo de 1964.

Hablemos del gran hermano, Europa, continente que por efectos de la energía jóven que traía EEUU a comienzos del siglo pasado y después de dos estúpidas guerras mundiales que lo dejaron en la quiebra se dejó guiar hacia ese rumbo desconocido pero prometedor que planteaba el hijo prodigio de Inglaterra. Y no funcionó. Un continente unificado bajo una moneda y vuelos baratos no logró consolidar un modelo económico transparente y libre de esas malas mañas de las que está plagado el capitalismo o el imperialismo, hoy llamado neoliberalismo. Fue así entonces como un continente que apostó en un sueño comunista se vio digerido por el brillo mágico que representaba la satisfacción de necesidades lujuriosas e inútiles, llámese consumismo.

Vayámonos a la temida China, el monstruo comunista hipócrita de nuestros días. China que tuvo 1200 años para conformar la conciencia de sus más de 1000 millones de ciudadanos, en unos pocos años llegó a convertirse en el imperio consumista, capitalista, imperialista más descomunal que el mundo haya visto. Es esa misma China que marchó bajo el maoísmo, la que nos llena de objetos innecesarios y de mala calidad que sólo alimentan la desmedida explotación de recursos naturales. En este momento de ruptura sin duda China juega y jugará un papel clave en la conformación del mundo post-capitalismo, no tanto por motivos culturales, aunque para nosotros occidentales es escalofriante pensar en oriente como cultura dominante, como por el hecho de que tiene comprados todos los bonos del tesoro de su imperio contrincante, el mal llamado, americano.

No hablemos de Africa cuyos cerebros se mueren de hambre, y ante el hambre no hay quien piense en sistemas y capitalismos y toda esta basura. Africa se muere de hambre y al mundo le importa un bledo, comenzando por los gordos blancos de la FAO y su programa mundial de alimentos. Si fuera yo un miembro de la FAO propondría hacer un intercambio de niños: envíemos al cuerno de África a los miles de niños obesos  gringos y a los famélicos negritos a la tierra de Mc Donald’s. No?

Puedo imaginar a los corredores de bolsa de Wall Street (personajes detestables) halandose los cabellos tratando de tomar lo que más puedan antes de que este gran castillo de naipes llamado neoliberalismo se venga abajo. Imagino también a los economistas generando cálculos inimaginables y fórmulas ingeniosas para tratar de salvar el dólar y el euro, sabiendo perfectamente que el sistema tiene grandes fallas estructurales. Nombrar algunas produce un poco de escosor, e incluso asco: deuda, especulación, consumismo, extractivismo, esclavitud, desigualdad, hambre, bancos, interés, inflación, devaluación, crédito… ya dije DEUDA??

Pareciera que el sistema actuara como un ser vivo muerto de hambre, que una vez que siente que muere empieza a devorar todo lo que encuentra, incluyendo los pastos verdes de la economía sana, para comenzar a comer las malezas de una economía injusta y manipuladora. Y como un buen cáncer esta economía maligna se ha ido expandiendo a todas las instancias del ser humano: el arte cuyo máximo exponente actual es Lady Gaga; la pobre educación que hace que la gente oiga a Lady Gaga; la salud que sólo puede pagar Lady Gaga; las relaciones interpersonales capitalizadas, deshumanizadas y absorbidas por las empresas más ricas del planeta, llámese Facebook; la comida transgénica, química y residual que nos enferman; los recursos naturales que se agotan; pero sobretodo un gran estrés socio-económico que ataca principalmente a la juventud, sólo basta con mencionar al jóven ultraderechista nórdico que sacudió a uno de los países más “desarrollados y pacíficos” del mundo, Noruega.

Mientras todo esto pasa en el mundo, aquí en Latinoamérica hay unos locos que hablan en lengua extraña de algo llamado Sumak Kawsay, que en cristiano se traduciría: Buen Vivir. Por lo que he oído lo único que les preocupa es cuidar la naturaleza y asegurar la soberanía alimentaria de su gente.

Qué nos impide conformarnos con lo básico? Qué clase de gente insensible y estúpida puede todavía pensar en alimentar a ese gran cáncer que amenaza con destruirnos?