Archivo de la categoría: Poemaria

Ti annoierai di me

Ti imbarcherai in un viaggio da solo
Sequestrerai il tuo coraggio e
Travaglierai per non pentirti
Vivrai ogni giorno fra gli stenti
– sotto un brillante sole che non scalda –
Percorrerai, senza sapere, un labirinto in cerchi
Dissotterrerai con le unghie attimi di bisognoso piacere
Naufragherai nel mare della retorica
Annegherai i tuoi desideri in un fuoco contenuto
Scoprirai d’essere la preda di te, Magnifico cacciatore,
Vedrai smarrire la persona che pensavi d’essere
Ti stancherai di vedere il tutto così vicino ma così lontano
Sprofonderai le caverne per trovare solo il vuoto
Contemplerai un vile desiderio di grandezza
Brucerai in una fredda stanza fatta di parole
Piangerai in silenzio una felicità amara
Comprenderai con l’intelletto ma non con il cuore
– che continua a premere la gola –
Confonderai la tua forza con la tua miseria
Diventerai prigioniero dei tuoi sogni più belli
Morirai prima di sfiorare la vittoria
Sei convinto di uscirne vincitore
ma verrai sconfitto
dalla tua propria speranza.

Anuncios

Caribe

Soy del Caribe, al calor no temo
voy por el mundo con calma
segura de que en mi invierno
un cálido mar me aguarda

Soy del Caribe y no tengo miedo
tengo los ojos indómitos de mi madre y el corazón hecho de tierra
con la mochila que me heredó
me dejó preparada para la guerra

Voy lejos pero siempre vuelvo
al corozo, al tamarindo y a la gaita
a la bondad del mamo y del palabrero
a la protección invicta de mi viejo sombrero

Soy la hija predilecta del indio
la adorada libertad del esclavo
el sueño inalcanzable del blanco
la perla que los piratas jamás encontraron

Me pongo a mirar lejos y entonces me doy cuenta,
Yo soy lo que no se entiende
no hay palabra que lo explique
a mí me traen las brisas que sólo llegan en diciembre

Soy del Caribe, del caribe colombiano
del sol no me escondo
mis pies descalzos pisan la arena ardiente
y en el viejo muelle esperaré mi próxima muerte

El abanico e’ yuca me arrulla ya con ternura
la bonga me cubre en los días inclementes
Por las noches la hamaca me espera tranquila
y que sea la cantaora a barajar mi suerte

Soy del Caribe y me reafirmo con cada totuma de agua
con el paso firme de mi pie izquierdo,
que en las noches de cumbia
sigue al llamador hasta llegar el alba

Me acuerdo de mama mode y papa toño
ahí van las morrocollas que alargaron sus pasos
mi abuela me narra leyendas del pasado
cuentos que aún retumban en estas paredes de barro.

 

Hombre Solo

Te veo sentado en la punta del muelle, solo
Veo las montañas y el mar
La nieve fresca
Y el verde virgen de la primavera

Desde mi vida te observo
Envidiosa soy de tu soledad
De tu cuaderno, de tu silencio
Y de las palabras que allí escribes

No voy a tu encuentro
No soy capaz de invadirte
Ya me invado a mi misma
Acá dentro no existe tregua alguna

Entre el nacimiento y la muerte
Te amalgamas con la naturaleza
Aceptando la vida con enorme ligereza
Mirando las montañas, y el mar…

Y la nieve fresca
Y el verde virgen de la primavera

Davanti

Hai camminato tanto, e ora sei qui.

Dietro, la chiarezza.

Davanti, la nebbia.

Quella che c’è sempre stata…

Representaciones

Si no quieres morir este jueves, no vengas a hablarme. Enrolla tus palabras en una forchetta y cómelas, con salsa al perfume de mar o de hojas secas, como prefieras, que igual lo que se digiere se caga.

Si no quieres morir este jueves, mejor piérdete entre montañas de color azul, entre los bosques de tus múltiples retóricas, aunque que ya no puedas reconocer los árboles que has sembrado.

Si no quieres morir este jueves, deja de creer que el mapa es igual al territorio, pues si lo fuera nos perderíamos en el mapa tal como nos perdemos en el territorio.

Si no quieres morir este jueves, deja de creer que las palabras son significado, pues si lo fueran no seríamos más que fonemas pronunciados por …  Nessun Ente.

Si en cambio quieres morir, encuéntrame a mí que soy tu, que soy yo que eres tu. No ellos. Pero esto significa morir. Morir. A que aún no lo entiendes.

El jueves unos caracteres formarán una palabra en el espejo de tu pequeño baño, la entenderás pero fingirás que no. No tengo nada que decir, y sin embargo, lo estoy diciendo.

Amarillo

Amarillo amaba mi madre. Amarillo brilla el pelo de mi amor. Amarillo lucen los honores. Amarillo alumbran las flores. Amarillo los ojos enfermos. Amarillo viste el contento. Amarillo el gorro de invierno. Amarillo el pañuelo inspirado. Amarillo el libro robado. Amarillo para ti y para ella. Amarillo el color de la bandera. Amarillo el amor de Gustavo. Amarillo la joya brillante. Amarillo, amarillo, amarillo… Amarillo el sol de este Diciembre tan raro.

Perfume Rojo

Si al caer los años sobre los labios se abrieran todas las palabras, quizá ahora no estaría escribiendo esto. Pareciera que por el contrario al pasar el tiempo, es más lo que se calla. Prohibido está el pasado ante la crueldad de un presente ya sido. Prohibida está la sed ante un futuro desierto de sueños. Prohibido está el amor ante una historia re escrita. Prohibida está la esperanza ante tantos fracasos remendados en la memoria. Si al caer la vida por cada uno de los crueles abismos del cuerpo humano, nos volviéramos más fuertes y no un arrume de piel; si al caernos la experiencia toda de un golpe sobre las grietas de nuestro cerebro, nos volviéramos más santos y menos maliciosos, quizá la inquebrantable dualidad entre tiempo y contenido, se uniría en una danza holística de armónica felicidad ligera. En cambio, destilamos nuestra vida, nuestro contenido, nuestra fantástica construcción de nosotros mismos, en un pequeño frasco que guardará un concentrado veneno. Una pócima egoísta que se fermenta, se oscurece y se añeja para ser bebida toda en nuestra última cena. Como el mejor vino, entre más viejo, más amable será con el paladar de nuestro espíritu. Pobres de aquellos que no lograron madurar su elixir y debieron beber el amargo vino de la muerte prematura. Hemos de embriagarnos con el elixir de nuestro propio viñedo y morir con la cicuta de nuestro propio jardín. Este es el cáliz de mi sangre.