Lo que no dices

Eso que no dices a quien te escucha por primera vez,
lo que se esconde entre el rosal,
el baúl bajo la cama con todas tus pesadillas,
con tus patéticas notas suicidas.
Eso que no sabe quien te observa con ojos luminosos,
la nota discordante,
el hueco por donde entró el gusano a la manzana.
Ahí vivo yo,
entre las espinas y la sombra,
escrita en el pergamino con sangre seca,
la que grita vida,
la que sueña en silencio,
la que no se mira en el espejo,
la que cuenta cada respiro.
Yo soy eso que no dices.
La piedra negra que guardas en la boca,
tu amuleto de paz y guerra,
de amor y odio,
de regocijo y dolor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s