Por si nunca amanece

Por si nunca amanece aquí dejo constancia,
de haberlo dado todo sabiendo que no llegaría nada.
Por si nunca amanece aquí me derramo en lágrimas,
de dulzura y de pena, de resignación y de esperanza.
Por si nunca amanece ven ahora o no vengas nunca,
no me digas mañana, no me digas por si acaso, no me digas lejana.
Por si nunca amanece me trenzo el cabello y me miro al espejo,
para recordar cada arruga, cada lunar, cada desconsuelo.
Por si nunca amanece abro las ventanas,
y dejo que entre el otoño con su nostalgia.
Por si nunca amanece te deseo días soleados, días frescos,
días rodeados de ojos que te miran desde siempre,
con el mismo color de las margaritas cuando se abren,
con la misma ternura de la miel que tu madre alarga hasta tu pan,
con el mismo calor con el que tu abuela te cuenta de sus días.
Por si nunca amanece te pido no olvidarme olvidándome
dejándome atrás en el camino,
como se dejan atrás las estrellas en la madrugada,
las flores en el bosque,
los perritos de la vereda,
los sonidos del barrio,
las rodillas raspadas en la infancia,
tus padres en el aeropuerto,
el libro que termina,
la arena de la playa,
la noche de San Juan.
Por si nunca amanece aquí dejo constancia,
de haberme visto entera, y de haberme olvidado,
dejándome atrás en el camino,
cuando los bares cierran,
cuando la noche se calla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s