Falsificaciones

Te conozco como te conocen todos, de la tv, de haber dejado marcada mi infancia con tu presencia noble y brillante, la de un personaje, que no eras tu. Pero luego no te volví a ver, sólo a través de lo poco de dicen las noticias de ti, los noticieros, las redes sociales. Sé tu nombre, como se sabe que algo existe, algo material quiero decir, lo pronuncio y todos saben quien eres, pero el no pronunciarlo sintiendo en cambio la esencia de tu ser, esa que apenas puedo imaginar, me conduce a un vórtice de pasión. Es lo que me ha pasado esta noche. Nunca he seguido tu huella, pero aún así te has aparecido, espléndido y radiante, sin ni siquiera esperarte, llamándome por mi nombre, mirándome a los ojos como si supieras que existo y acercándote peligrosamente a mis labios, (o yo a los tuyos?). Me he despertado sin la menor duda de haber compartido el tiempo y el espacio contigo, en una dimensión oculta ubicada en los fosos más oscuros de mi memoria infantil, y te he visto como eres hoy. Te he buscado virtualmente, para saber qué dice el tiempo de ti, y veo que no soy la única a desearte. Amanece, y la luz del día trae también la razón y la seriedad. La licencia onírica me dice que esto no ha sido más que un banal pero intenso sueño erótico, pues bueno, me conformo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s