En el viejo salón

Veo tus ojos y entiendo que

no eres tú quien se sentará en el salón de mi soledad

en esta habitación vieja y oscura

que huele a humedad

y a cucaracha

donde me siento por las tardes a pensar

en lo que no fue

en lo que no es

en lo que debería ser

 

Entonces,

entre mi último sollozo

y la próxima autoconmiseración

te veo entrar

decidido y casi enojado

golpeando la madera con cada paso

levantando polvo de años

Abriendo todas las ventanas. 

Una respuesta a “En el viejo salón

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s