Neánida

En esta época del año los atardeceres son más largos. Unos cuantos minutos más largos. El sol, grande y redondo, se presenta como un soberbio rey despidiéndose de sus lacayos. Inunda el cielo de rosa radioactivo e ilumina la tierra con amor paternal. Desde la cima de esta colina las copas de los árboles tejen entre ellas una enorme cobija de lana que abriga la tierra, y sobre ellas el rocío. Rocío. Hace mucho que no sentía el rocío en mis mejillas y en mis labios. Se mezcla con mis lágrimas. Cierro los ojos. Respiro y espero. Vuelvo a abrirlos. Sí, es rocío. No es niebla. La niebla suele cernirse sobre el paisaje y sobre la vida como un velo que lo envuelve todo, que dificulta la visibilidad, una capa densa que malversa los colores e invita a sumergirse en ella con la promesa de las tinieblas. He amado la niebla. La conozco bien. He vivido en ella y he aprendido a caminar en la incertidumbre de la lobreguez. Ormai no le temo. Pero hoy no me enfrento a ella. Hoy vino a visitarme el rocío. Y escogió el atardecer para hacerlo. El rocío brinca ligeramente sobre las hojas de los árboles y brilla con los últimos rayos del sol, como si quisiera exprimir lo último que queda del día, la parte más dulce. El sol continúa con su suave descenso y en lo alto comienzan a aparecer las primeras estrellas. En un segundo plano quedan mis pensamientos, mis cuestiones mundanas, el desamor, el golpe en Paraguay, la reforma a la justicia, la crisis en Grecia, la muerte del solitario George, mi familia y mis amigos, el hambre, la clase de mañana, ese mail que no llegó, el miedo al futuro, la falta de dinero, la fiesta del sábado, los sinsabores del día. Estoy sola o solo. Qué más da. Observo el universo desde el mismo universo. Dejo que las gotas de agua se posen sobre mis poros. Me dejo envolver por el calor del atardecer. Como una flor más, como cualquier grano de arena, como una libélula que ha hecho su última muda para dejar de ser ninfa y volar plena hacia la adultez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s