Hoy me siento una mierda

Me siento más mierda que ese pobre looser que prende y apaga la luz de la sala del bar donde está tocando la banda de la noche, creyéndose el redentor de la velada por crear un efecto luminotécnico con la rapidez de sus dedos al presionar al ritmo de la batería el interruptor de la luz.

Me siento más mierda que aquella chica que le contó a su padre de su embarazo, sólo para recibir insultos de su progenitor siendo “puta” el más inocente. Recriminándole también el haber perdido la virginidad “muy pronto”.  Ella tiene 29 años.

Me siento más mierda que mi amiga de 31 años que sigue enamorada de su ex, también de 31 y que se ha enterado que él se está comiendo a una colegiala de teticas duras y piel suave, una mujercita de 15 años.

Me siento más mierda que ese chico que durante un año ha trabajado en una empresa como voluntario esperando que algún día finalmente lo contraten. Hoy le presentaron a la nueva asistente del jefe.

Me siento más mierda que ese chico al que le llegó su nuevo compañero de habitación, un cristiano fanático.

Me siento más mierda que aquél chico al que su novia ha regalado de cumpleaños un reloj costoso, y a quien sus padres obligaron a venderlo para pagar los servicios de la casa.

Hoy me siento una mierda.  Porqué?

Porque cuando me lamentaba histéricamente de las cosas negativas que me han sucedido este año, mi madre con cáncer se quitó el sombrero que usa para esconder su calvicie y me dijo con una gran sonrisa: “Problemas?”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s