Fotografías de una dignidad ausente

Silencio

Una cercana trompeta invisible sale de alguna de estas direcciones, en alguno de los números de estas casas antiguas en medio de la noche. Es Domingo, 10 de la noche en la fría capital andina, uno que otro automóvil cada tanto, la soledad que abunda, la noche que es sólo frío, eucaliptos, montañas, luces tenues, casas viejas y esa increíble trompeta solista. Algún artista esa noche sentía lo mismo que yo, sólo que en lugar de salir a caminar y observar la ciudad, se encerró en su paraíso con su instrumento. La sola idea de estar convencida de la existencia de esa persona que esa noche tocaba la trompeta y que esa existencia por alguna razón estaba conectada a la mía por ese instante de electricidad cósmica, me pone la piel de gallina.

Hambre

Bebé Peruano

Serían exactamente las 12 del día en la mitad del mundo. El sol reventaba el cielo y nuestras pieles. Sentir el ecuador y su sol es realmente una experiencia indescriptible, siendo la única línea imaginaria que existe y que se siente. No como el prepotente meridiano de Greenwich, obra máxima del ego europeo, que rige la hora, el tiempo y los ciclos de nuestra vida, de una manera tan cuadrada y represiva, bajo el calendario gregoriano, otra invención europea. Me percato entonces de la presencia de aquella mujer indígena bastante jóven aún, sentada en la esquina. Camino y paso cerca de ella tratando de observarla sin que se sienta agredida. La mujer tiene el torso semidesnudo dejando ver esas estrias aún rojas en su vientre mientras que con un movimiento sutil extrae de su pezón izquierdo su leche de hermbra madre, lo está envasando en un tetero y ya ha cargado más o menos la mitad del recipiente. Busco inmediatamente al recien nacido en los alrededores, pero no lo veo. Ella está sola.

Auto condolencia

Llegó al bar aquel compatriota pintor que desde hace un tiempo juega con mi cara diseñando locuras en su faz. La última locura fue mía, quería una franja roja recta sobre mis ojos, como una especie de antifaz. Con el paso del tiempo y de la noche lo que al comienzo se veía como un maquillaje futurista, el sudor de mi cara lo había convertido en un maquillaje tribal e indígena. Cerramos el bar temprano con la idea de ir a uno de esos bares que cierran tarde, y así fue. Había olvidado completamente que llevaba esta pintura en mi cara, con la cual era imposible pasar desapercibida, hasta que por la calle las miradas no disimulaban su sorpresa. Una vez en el bar un pobre borracho cuarentón se me acerca y me dice: “Te galantearía sino estuviera de pelea con el maldito mundo”. Y se alejó para quedarse en un rincón con la mirada fija en su propia lástima.

Incomprensión

El fantasma de la Libertad, Bruno Volpez

Las 4 de la tarde en pleno centro histórico, un lugar que ha oído las historias más valientes como las más sórdidas. Un lugar que no es de nadie y que cuya esencia ha trascendido de quienes lo habitan. De alguna esquina se sentía el barullo de la gente cuando se congrega. Esta vez eran todos jóvenes, con uno que otro adulto tratando de comprender, porqué estos chicos y estas chicas de rasgos indígenas se visten como raperos neoyorkinos y se dejan hipnotizar por un ritmo monótono y corriente, escuchando palabras que pasaban por sus cerebros como ráfagas. Algunos se íban, otros se quejaban, unos pocos realmente se quedaron a escuchar:

Un pueblo escondido en la cima,
mi piel es de cuero por eso aguanta cualquier clima.
Soy una fábrica de humo,
mano de obra campesina para tu consumo
Frente de frio en el medio del verano,
el amor en los tiempos del cólera, mi hermano.
El sol que nace y el día que muere,
con los mejores atardeceres.
Soy el desarrollo en carne viva,
un discurso político sin saliva.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s